Taller de escritura


¿Cómo lo diría? ¡Tengo un taller de escritura cojonudo! Mis alumnos derrochan talento y ganas de trabajar. Y siempre, como se merece, todo termina con vino, comida, y una buena conversación.
Ayer, además, uno de mis alumnos me regaló un teléfono vintage, y yo les saqué una treintena de libros de teoría literaria entre los que cada uno eligió su lectura.
Gracias a El Gusanito Lector por unirnos en este camino.

La imagen puede contener: 6 personas, gafas
La imagen puede contener: 1 persona
La imagen puede contener: 5 personas, personas sentadas e interior

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *